Dibujos y maquetas de los artistas del Estudio Debajo del Sombrero para el futuro centro

FUTURO CENTRO DEBAJO DEL SOMBRERO. PROYECTO DE AUTOCONSTRUCCIÓN CON SANTIAGO CIRUGEDA Y SU EQUIPO RECETAS URBANAS

Junto al arquitecto Santiago Cirugeda y su equipo Recetas Urbanas hemos comenzado un proyecto que tiene como horizonte la autoconstrucción de un espacio propio. Un espacio que quiere ser estudio, galería y escuela.

Parece algo insólito, pero no lo es para este equipo. Más de 20 años haciendo arquitectura social, autoconstruida, reutilizando materiales y movilizando la participación colectiva, lo avalan.

Los artistas del Estudio Debajo del Sombrero ya están dibujando y construyendo maquetas, imaginando su futuro centro. También hemos empezado a salir en busca del posible sitio. Estando con Santiago todo vale, ya ha construido antes casas en el aire, en azoteas, parasitando edificios, en piscinas…

Más adelante, cuando encontremos el lugar donde levantarlo, pasaremos a la construcción real.

 

Santiago Cirujeda en La Casa Encendida
Noviembre 2021

¿CUÁNTO MIDE EL ARTE?. SANTIAGO CIRUGEDA

“¿Cuánto mide el arte? 

Evidentemente nuestra manera de entender el arte, al menos en mi opinión como artista y parte del equipo de Recetas Urbanas, no tiene medida. Cada artista de manera individual y personal concibe la dimensión libremente. Cuando pensamos en los espacios donde se puede hacer arte, reunirse, ayudarse, crear colectivamente y/o sumar individualidades, aparecen unas necesidades dimensionales, de confort y seguridad para el grupo.

Llevamos años autoconstruyendo deseos colectivos para equipamientos que a veces no existen o que necesitan ser reformulados, y siempre pasa por incluir a las personas que de ello dependen y que lo demandan. En este proyecto nos enfrentamos, o nos sumamos, a una fiesta de búsqueda incesante de un lugar propio, que puede ser real o inventado.

Ya construimos casas en el aire, reutilizando materiales y colaborando con redes de personas que buscaban su sitio. Es cuando los conocimientos y la experiencia técnica, para arreglar, modificar o crear una arquitectura nueva, se tramita a través de los cuidados y del afecto, durante el tiempo necesario para los distintos aportes y una escucha tranquila. Miraremos azoteas, descampados, edificios vacíos, dibujaremos los deseos, construiremos maquetas, estructuras y espacios que nos identifiquen y colaboren para tener nuestro espacio.

                                                                                                                          Santiago Cirugeda